[LO + LEÍDO EL MARTES] Nueva normativa de vidrios polarizados: Sepa qué debe tener en cuenta para su próxima revisión técnica

Este 11 de agosto comenzó a regir la medida del Ministerio de Transporte, en la que las Plantas de Revisión Técnica inspeccionarán la transmisión de luz en los vidrios de autos livianos y medianos, para entregar mayor seguridad ante la delincuencia.


Compartir:

Frente al alza en las encerronas y los delitos a través de vehículos, ha aumentado la proliferación de vidrios polarizados no regulados.

Es por eso que se estableció una nueva normativa, que comenzó a regir este 11 de agosto, donde se inspeccionará la transmisión de luz en los vidrios de autos livianos y medianos.

¿Qué prohíbe la medida? ¿Cómo sé si mi vehículo está dentro de la normativa? Jorge Pino, Product Manager de Repuestodo.cl le explica lo que necesitas saber en simples pasos para que su auto pase la revisión técnica sin problemas:

 ¿Qué tipo de láminas prohíbe la normativa?

No están permitidas las láminas reflectivas, metálicas o espejadas. Además, aquellas de color ámbar, amarillo, rojo o azul. Asimismo, tampoco aquellas sobre vidrios oscurecidos o tinteados, ni las láminas adheridas en la superficie externa de los vidrios.

¿Es distinto para cada tipo de vehículo?

Efectivamente, en vehículos medianos y livianos se va a permitir un 70% de visibilidad en los vidrios laterales delanteros y un 28% en los laterales traseros y la luneta (vidrio trasero), mientras que quedará absolutamente prohibido que se polarice el parabrisas (vidrio delantero), el cual debe tener un 100% de visibilidad.

¿Qué requisitos debe tener la lámina que coloque?

En todos los casos, la lámina debe contar con un sello en relieve e indeleble con el FTRL, el nombre y el rut del instalador.

Una medida de protección para todos

Esta normativa busca asegurar la visión directa desde y hacia el interior del vehículo, “lo que busca asegurar el reconocimiento de las personas en caso de delitos”, afirmó el experto Jorge Pino.

Además, prevenimos posibles distorsiones de objetos, o confusiones de colores en los semáforos y nos permite leer a cabalidad las señales de tránsito.