[LO +LEÍDO EL MARTES] Ponen en marcha sistema de almacenamiento energético de gran capacidad a base de baterías reutilizadas

Mediante la recolección de baterías usadas y la reutilización de recursos, Toyota Motor Corporationy JERA Co., Inc. esperan acelerar la transición hacia una sociedad que recicle los recursos.


Compartir:

Toyota Motor Corporation (TMC) y JERA Co., Inc. (JERA) anunciaron la construcción y puesta en marcha del primer sistema de almacenamiento energético “de barrido” de gran capacidad del mundo (a fecha de hoy, según lo que ha podido saber Toyota).

El sistema se ha desarrollado a partir de baterías recuperadas de vehículos electrificados (HEV, PHEV, BEV, FCEV) y se ha conectado y puesto en funcionamiento a la red eléctrica general.

En el futuro, se espera un incremento de la demanda de baterías de almacenamiento, ya que cada vez resultarán más necesarias para estabilizar el suministro eléctrico, a raíz de la expansión de las energías renovables con vistas a reducir las emisiones de CO2, algo esencial para conseguir la neutralidad en carbono.

Al mismo tiempo, la escasez de determinados materiales empleados en la fabricación de baterías, como el cobalto y el litio, hacen necesarias iniciativas más respetuosas con el medio ambiente, como la reutilización de baterías de vehículos electrificados como dispositivos de almacenamiento.

En ese sentido, JERA y Toyota iniciaron conversaciones en 2018 para desarrollar tecnologías de reutilización de baterías. El resultado ha sido este gran sistema de almacenamiento energético “de barrido” de gran capacidad conectado a la red.

Función de barrido

El nuevo sistema de almacenamiento de Toyota está equipado con una función llamada de barrido, que permite aprovechar al máximo baterías recuperadas de vehículos, que presentan diferencias considerables de rendimiento y capacidad, independientemente de su nivel de deterioro.

La función de barrido, desarrollada por Toyota Central R&D Labs, Inc., es un mecanismo que puede controlar libremente la descarga de energía activando y desactivando el flujo eléctrico (bypass) mediante varias baterías conectadas en serie, en cuestión de microsegundos.

Por otra parte, la función de barrido también permite obtener corriente alterna de las baterías, y la reutilización de los inversores que las acompañan elimina la necesidad de un sistema de acondicionamiento de la energía (PCS). Todo ello ayuda a reducir los costes y a evitar pérdidas de energía en la conversión de CA a CC mediante el PCS, con vistas a conseguir un uso más eficaz de la energía.

El proyecto tiene previsto utilizar baterías de almacenamiento en la red para operaciones de carga y descarga, conectadas al sistema de distribución eléctrica de Chubu Electric Power Grid Co., Inc. desde unas instalaciones en la central térmica de JERA en Yokkaichi.

JERA y Toyota se proponen aportar alrededor de 100 000 kWh de suministro eléctrico hacia mediados de esta década, con lo que no solo se reduciría el coste total del sistema de almacenamiento energético, sino que también se contribuiría a la reducción de las emisiones de CO2.

Reciclaje

Por otra parte, JERA está desarrollando un proceso con bajo impacto medioambiental para reciclar baterías de ion de litio para vehículos electrificados, que Toyota tiene previsto respaldar aprovechando la experiencia y los conocimientos acumulados en sus iniciativas de reciclaje de baterías hasta la fecha.

Mediante la recogida de baterías usadas y la reutilización de recursos, ambas compañías esperan acelerar la transición hacia una sociedad que recicle los recursos.