El Porsche Taycan logra un nuevo récord Guinness

El modelo eléctrico fue utilizado para establecer el récord mundial de la velocidad más alta alcanzada por un vehículo en un edificio cerrado.


Compartir:

El piloto Leh Keen aceleró el Porsche Taycan hasta 165,1 km/h (102 mph) en el interior de un centro de exposiciones en Nueva Orleans (Estados Unidos).

Con ello, estableció el récord mundial de la velocidad más alta alcanzada por un vehículo en un edificio cerrado.

El anterior récord Guinness para la velocidad más alta alcanzada por un vehículo en interior era 138,4 km/h (86 mph).

[LEA TAMBIÉN: El Porsche Taycan bate nuevos récords]

Las reglas, estrictamente aplicadas por Guinness World Records, intimidan a cualquiera. Keen tenía que empezar y terminar su intento de récord con el auto estacionado, todo ello dentro del espacio del edificio. No podía ser en cuesta arriba, ni contar con una red de seguridad, ni puertas abiertas y, por tanto, ninguna vía de escape. Por ello, el anterior récord se mantuvo imbatido durante siete años.

Las exigencias de la prueba fueron superadas gracias a las características que presente el Taycan Turbo S, un modelo con tracción en las cuatro ruedas para maximizar el agarre, frenos cerámicos de carbono y capacidad para acelerar hasta 100 km/h desde parado en solo 2,8 segundos (0 a 60 mph en 2,6 segundos).

La selección del edificio adecuado también fue difícil. El elegido fue el Centro de Convenciones Ernest N. Morial, de Nueva Orleans (Luisiana). Con más de nueve hectáreas, cuenta con el mayor espacio para exposiciones en Estados Unidos, ideal por la distancia que proporciona.