Las cinco fases para la integración latinoamericana en electromovilidad

Se abordarán temas como regulación y estándares de las tecnologías asociadas, movilidad eléctrica en el transporte público, y otras de uso intensivo, así como, el desarrollo de capital humano e integración a los sistemas eléctricos de distribución, entre otras temáticas


Compartir:

Seis sesiones considera el Grupo de Trabajo sobre electromovilidad que realizará la Comisión de Integración Energética Regional (Cier), cuyo plazo de inscripción vence el 29 de junio, donde se revisará un plan de trabajo para lo que resta del año, el cual será desarrollado por especialistas representantes de las empresas y organismo miembros del organismo internacional.

Este plan de trabajo busca fomentar y dinamizar la creación y difusión de conocimientos y experiencias entre todos los actores clave de la Cier, permitiendo la articulación e integración de instituciones y empresas para la difusión y conocimiento de iniciativas que promueven el desarrollo de la electromovilidad.

[LEA TAMBIÉN: Santiago de Chile será Capital Latinoamericana de la Movilidad Sostenible]

De acuerdo con lo informado por el Cier, el objetivo principal de este plan de acción es que, por medio de la realización de seis reuniones de trabajo con actividades definidas, se pueda contar “con una instancia que permita generar conocimiento, colaboración, y comparar experiencias realizadas por los diferentes países y empresas de la región; junto con brindar insumos que respondan a las necesidades de las empresas y miembros representados, permitiéndoles proponer las actividades del presente grupo de trabajo y a su vez finalizado el grupo de trabajo proponer a la Cier, la realización de estudios o promoción de proyectos pertinentes a los temas tratados en el grupo”.

Los temas que se presentarán este año son los desafíos presentes y futuros que enfrenta la electromovilidad en Latinoamérica, como regulación y estándares de las tecnologías asociadas (cargadores) movilidad eléctrica en el transporte público, y otras de uso intensivo, así como, el desarrollo de capital humano, integración a los sistemas eléctricos de distribución y desarrollo de información para la adquisición eficiente de la tecnología, entre otros temas específicos que podrán ser planteados por los participantes del grupo de trabajo según sus intereses y necesidades.

[LEA TAMBIÉN: ¿Colombia o Chile? Encuentro internacional debate sobre movilidad eléctrica]

Fases

El grupo avanzará a partir de cinco fases de trabajo en seis sesiones, que se efectuarán por seis meses:

Fase 1: Identificación de necesidades. Junto con la convocatoria a la instancia, se le solicitará a los participantes indicar las necesidades de información, experiencias que se requieran conocer, temas específicos a investigar en el marco de la temática cambio climático y reducción de emisiones de gases efecto invernadero, asociados al desarrollo de proyectos de generación eléctrica.

Fase 2: Priorización de necesidades. A partir de las necesidades levantadas, se definirá en conjunto con el grupo de trabajo, cuáles son aquellas más factibles de resolver en el marco de las sesiones y cuáles requieren esfuerzos adicionales. A partir de esta distinción se trabajará de manera paralela en ambos temas, dando mayor celeridad a aquellas necesidades que implican, por ejemplo, conocer de manera más acabada algunas experiencias, frente a lo cual se invitarán a expositores.

Fase 3: Paneles sobre experiencias exitosas. Como se mencionó, a partir de las necesidades definidas, se convocarán a diferentes actores, expertos en materias específicas sobre las necesidades detectadas, que entreguen insumos y herramientas a los participantes del panel.

Fase 4: Articulación y colaboración. Se trabajará en la concreción de alianzas y acuerdos entre los participantes del grupo, que permitan generar colaboración y sinergia para enfrentar desafíos comunes.

Fase 5: Visión de Futuro. Al finalizar el grupo de trabajo, se volverá a consultar a los participantes por nuevos temas de interesés, que permita guiar la continuación o conformación de nuevos grupos de trabajo específicos.

“Durante el avance de cada sesión, se ira generando un documento denominado “Memoria Viva” la cual recogerá los temas discutidos y argumentos surgidos en cada una de las sesiones, que servirá como insumo para la sesión siguiente y una forma de tener registro de lo discutido. Al término, se hará público un documento que reunirá los temas discutidos, y las propuestas generadas”, informó el Cier.