[LO +LEÍDO EL MARTES] Híbridos representan el 81% de los vehículos de cero y bajas emisiones vendidos en 2022

Según ANAC, esta proporción podría deberse en gran medida a que la alternativa de comprar un auto que combine la propulsión convencional y eléctrica favorece un retorno de la inversión a lo largo del tiempo.


Compartir:

En 2022 se registró el mayor récord en inscripciones de vehículos propulsados con tecnologías de cero y bajas emisiones, al contabilizarse 6.904 unidades inscritas, cifra que marca un incremento de 106,2% respecto al año anterior. Así lo señala el informe anual de la Asociación Nacional Automotriz de Chile A.G. (ANAC), difundido recientemente.

Según el reporte, de ese total, 1.295 unidades corresponden a EV (vehículos con propulsión 100% eléctrica) y el resto, 5.609 (81%), se encuentran en la categoría de híbridos.

Esta, a su vez, se desagrega en tres subcategorías, que son: HEV (vehículo híbrido convencional), que combina dos fuentes de potencia, con un motor principal a combustión y una batería y motor eléctrico que sirven de apoyo en diversas situaciones; PHEV (vehículo híbrido enchufable), que alterna un motor de combustión con un motor eléctrico y baterías de mayor capacidad, que se recargan enchufando el vehículo a la red eléctrica, y MHEV (vehículo microhíbrido), que combina el motor a combustión con un pequeño motor eléctrico que asiste la conducción en momentos específicos y sirve también como motor de arranque.

De acuerdo con ANAC, los vehículos híbridos experimentaron un incremento relevante respecto al año 2021. Diego Mendoza, secretario general de la entidad gremial, afirma que este aumento podría explicarse principalmente debido a que la opción de los híbridos puede favorecer un retorno de la inversión a lo largo del tiempo. “Si bien un vehículo híbrido es más caro que uno de combustión interna, ese mayor precio vuelve al bolsillo del consumidor mediante el ahorro de combustible”, señala el ejecutivo.

Añade que “el vehículo hibrido, al tener conducción a baja velocidad en modo eléctrico, produce un ahorro significativo, porque el auto cuando más consume es en primera o en el arranque desde un semáforo o al salir del estacionamiento”. Al respecto, Mendoza explica que el vehículo híbrido que es capaz acumular energía en su batería, la ocupa precisamente en esos momentos, de movimientos a baja velocidad.

En ese sentido, el secretario general de ANAC destaca que, dado lo anterior, el híbrido funciona muy bien para el uso en ciudad. “Entonces el usuario que tiene mucho tráfico urbano se verá beneficiado a través de un menor consumo de combustible y eso, al final de cuentas, se termina compensando con el precio que tiene el vehículo”. agrega.

Según Mendoza, si este análisis lo hace un conductor que circula muchos kilómetros al año, puede traducirse en un ahorro significativo si opta por un vehículo hibrido. En este grupo de vehículos se encuentran las denominadas flotas de última milla, o de reparto urbano, y vehículos comerciales en general.

Temas relacionados