Vehículos eléctricos: Destacan relevancia de parámetros normativos para reforzar su compra

Trabajo de la Universidad de Santiago analizó la autonomía y ciclos de testeo de los automóviles que usan esta tecnología.


Compartir:

La importancia de contemplar parámetros en base a normativas que puedan reforzar la decisión para la adquisición de un vehículo eléctrico en el país fue destacada en un informe elaborado por la Universidad de Santiago, a partir del análisis que realizó respecto a la autonomía y ciclos de testeo de los automóviles que usan esta tecnología.

El trabajo parte señalando que los vehículos eléctricos poseen una baja autonomía en comparación con los vehículos de combustión interna (VCI) debido al alto costo de producción de las baterías de ion litio, por lo que “resulta difícil a corto plazo aumentar la autonomía de un vehículo eléctrico sin comprometer el costo final de venta”.

Se plantea que el aumento en el parque de vehículos eléctricos y de infraestructura de carga implica que estos automóviles “logren una autonomía que pueda competir con respecto a un vehículo de combustión interna, por lo que se sostiene que el principal objetivo “es generar estándar de medición de la emisión producida por vehículos de combustión internas, híbridos y vehículos eléctricos”.

Las principales normativas internacionales que se aplican para el testeo de VEs son tres:

-New European Driving Cycle (NEDC)

-Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedure (WLTP)

-Environmental Protection Agency (APA) Federal Test Procedure (FTP)

El estudio realizó una comparación de estas normativas, señalando que se se diferencian principalmente por la cantidad de tiempo que dura el test y la cantidad de distancia recorrida. “Las normativas miden dentro de los dos parámetros principales, conductas de conducción con respecto a velocidad, tiempo de respuesta de detención, conducción constante, aceleración, temperatura ambiente y el uso de equipamiento adicional como es el Aire Acondicionado”.

tabla1

Posteriormente, el informe recopiló las autonomías declaradas por los fabricantes de vehículos eléctricos que se encuentran establecidas en base a los tres principales estándares antes mencionados. “Estas normativas fijan una base con respecto al desempeño real que puede lograr un vehículo eléctrico, información que es relevante al momento de adquirir un vehículo eléctrico con respecto a la actividad y recorrido que realice cada persona que quiera adquirir un vehículo con este tipo de tecnología”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El estudio explica que en el mercado nacional de vehículos eléctricos se encuentra el modelo Ioniq en su modelo 100% eléctrico de la marca Hyundai. “Este es el vehículo eléctrico más vendido del país donde destaca su valor y autonomía disponible de 204 km bajo el estándar WLTP. Por otro lado, el modelo Leaf corresponde a la competencia 100% eléctrico dispuesta por Nissan, si bien posee un valor superior al del Huyndai Ioniq, el modelo Leaf destaca por poseer una batería considerablemente superior con 40 kWh lo que se refleja directamente en una autonomía superior con 385 km bajo el ciclo de testeo WLTP. BMW dispone del modelo i3 con una capacidad de batería de 42.2 kWh y una autonomía de 310 km, si bien este vehículo posee una autonomía intermedia con relación al Ioniq y al Leaf, es el vehículo más costoso del grupo con un valor de $37.990.000, este elevado costo también se asocia al acabado y diseño del vehículo de la prestigiosa marca alemana”.

Vehículos de trabajo

En la categoría vehículos de trabajo se encuentra la Renault Kangoo Z.E. que posee una capacidad de batería de 33 kWh y alcanza los 201 km de autonomía bajo el ciclo de testeo WLTP, este ciclo de testeo es el menos estricto del grupo por lo que esta autonomía puede variar según la conducción. También en la categoría furgones se encuentra la Citroen Berlingo Electric que posee una capacidad de apenas 22.5kWh los cuales se ven reflejados en sus apenas 170 km de autonomía bajo el ciclo de testeo NEDC, por último, se encuentra la Peugeot Partner Electric que posee las mismas prestaciones que la Berlingo Electric con 170 km de autonomía bajo el ciclo NEDC.

“También dentro de la categoría de vehículos de trabajo se encuentra la propuesta entregada por BYD con el M3 que corresponde a un vehículo destinado 18 para el transporte de pasajeros y por otro lado se encuentra el T3 que es un furgón de transporte de carga, ambos poseen la misma estructura, solo varia su interior, por otro lado encontramos la propuesta entregada por Maxus con el EV80 con su modelo Cargo y Chasis, el primero con una versión que posee un pick-up cerrado para el transporte de carga, mientras que la versión chasis se encuentra descubierta y ser utilizada a gusto del comprador. Recientemente se incorporó al mercado chileno el ZS EV de la marca MG, corresponde a la primer SUV completamente eléctrica en ingresar al mercado chileno con una batería de 44.5 kWh que generan una autonomía de 262 km bajo el ciclo de testeo WLTP”, se agrega.

Dentro de las conclusiones, el informe asegura que “las marcas de vehículos que contemplan dentro de su venta vehículos eléctricos, tienen la labor de desarrollar tecnología que pueda ser competitiva para poder mejorar los niveles de autonomía dentro del mercado a nivel mundial”.