Los esfuerzos para que más mujeres sean parte de la electromovilidad

En el marco de la celebración por el Día de la Mujer, conversamos con Aldo Erazo, seremi de Energía de Antofagasta, para saber los planes y desafíos de la industria energética para la inclusión de mujeres.


Compartir:

El año 2020 fue clave para impulsar la participación de la mujer, ya que, se han desarrollado distintos proyectos que buscan disminuir las brechas de género en distintos sectores.

La Mesa de Energía + Mujer ha avanzado en medidas de acción concretas que, entre otras cosas, permitirán aumentar la participación femenina en la fuerza laboral (actualmente son el 23%), aumentar su presencia en cargos de liderazgo (ocupan el 10% como CEO’s y un 51% de cargos administrativos) y, avanzar hacia mayores niveles de igualdad de ingresos (la brecha salarial vigente es de -24% en desmedro de las mujeres).

El seremi de Energía de Antofagasta, Aldo Erazo, conversa con ELECTROMOV acerca de estas acciones, junto con dar a conocer los planes de inclusión que han podido abarcar.

“Lo que buscamos es que se desarrollen más competencias para las mujeres, pero sin ningún sesgo de género. Es decir, que no sea por cumplir el requisito de meter más mujeres a la industria, sino hacer que se sientan parte del rubro de energía. La idea es capacitar a las mujeres, en el área generación, distribución transmisión, construcción y también el nuevo desafío de la electromovilidad”, señala. 

[VEA TAMBIÉN: El rol de la mujer en el mundo de la electromovilidad en China]

El plan, explica, es capacitar mujeres para que desarrollen conocimientos y conozcan a profundidad la industria. “La idea es que sepan del ámbito, no sólo para que sean conductoras, sino para que sean electromecánicas que a futuro puedan tener su empresa para arreglar buses o autos eléctricos”, menciona.

Por lo mismo, la educación es parte importante para que la participación de las mujeres se incremente. Según el seremi, las universidades han sido un gran aporte -como por ejemplo, la Universidad Santo Tomás- donde están formando profesionales de técnicos en Energías Renovables. Después se han abierto las puertas a mujeres para trabajar en el Proyecto Capricornio, en el cargo de Supervisoras de Obras Civiles. 

Las alianzas público-privadas, más academias han abierto el nicho de oportunidades para las mujeres. Pero también, queremos abordar toda la cadena de valor para generar más instancias de trabajo tanto en empresas, como en domicilios”, expresa la autoridad.

Actualmente están enfocados en que las niñas y jóvenes vean que trabajar en el área eléctrica no sólo incluye una constructora o planta eléctrica como tal, sino que también abarca “cosas innovadoras de la tecnología, donde podrán hacer que la ciudad donde viven sea un entorno más amigable, una ciudad más limpia y más comprometida”.

Según el Anuario de la Mesa Energía + Mujer, se estima que, a  nivel global, lograr la plena igualdad de género contribuiría a la economía mundial en US$28 billones para el año 2025, y se debe tener presente que a esa fecha el 75% de la fuerza laboral será millennial.