Toyota avanza hacia una movilidad a base de hidrógeno con la segunda generación de su modelo Mirai

El lanzamiento está previsto para este 2020.


Compartir:
En 2014, Toyota introdujo al mercado el modelo Mirai, la primera berlina propulsada mediante hidrógeno. Ahora, la compañía quiere llevar su tecnología de vehículos eléctricos de pila de combustible —Fuel Cell Electric Vehicle (FCEV)— a un nuevo nivel, gracias a la segunda generación del Toyota Mirai.

Con una autonomía de unos 500 km, desde su lanzamiento, se han vendido alrededor de 10.000 unidades. Paralelamente, Toyota ha respaldado activamente el desarrollo de la infraestructura de recarga de hidrógeno en mercados clave de todo el mundo.

El lanzamiento del nuevo Mirai está previsto para 2020, inicialmente en Japón, Norteamérica y Europa.

Mejoras técnicas

Toyota tiene el propósito de aumentar la autonomía del Mirai un 30% mediante la introducción de mejoras en el sistema de pila de combustible y el uso de depósitos de hidrógeno de mayor capacidad. Ahora cuenta con tres depósitos –uno más largo y dos cortos–, que, conjuntamente, incrementan la capacidad de combustible alrededor de un kilo de hidrógeno con respecto al modelo actual.

[VEA TAMBIÉN: Electromovilidad con hidrógeno: el complemento ideal]

Desde la compañía destacan que el impacto inmediato del nuevo Mirai radica en su diseño exterior, con líneas bajas, proporciones elegantes, una carrocería esbelta y firme y unas grandes llantas de 20 pulgadas que, en conjunto, transmiten una imagen potente e inconfundible.

El su interior destacan elementos como una pantalla central de 12,3 pulgadas y un cuadro de instrumentos que envuelve la zona del conductor. La plataforma en que se basa y su diseño permiten disponer de cinco plazas, en lugar de las cuatro del Mirai actual.

Aparte de ampliar el potencial de autonomía, las mejoras del rendimiento del sistema de pila de combustible otorgan al nuevo Mirai una respuesta más suave y lineal al arrancar y un tacto de conducción más elegante, con una aceleración del vehículo que responde a la perfección a la manipulación del pedal por parte del conductor, aseguran desde Toyota.