La historia del dueño de servicentros que posee el único Tesla Model 3 que hay en Chile

Pese a la positiva experiencia que ha tenido con el vehículo, Jose Luis González destaca que “hay una parte burocrática que no se ha arreglado en la electromovilidad”, junto con la necesidad de mayores incentivos a la movilidad eléctrica.


Compartir:

Dueño de servicentros y mecánico egresado de Inacap son algunas de las características que definen a José Luis González, propietario desde diciembre pasado del único Tesla Model 3 que hay en Chile.

[VEA TAMBIÉN: Ingeniera se implanta un chip para abrir su Tesla Model 3 con el brazo]

“Soy dueño de servicentros y tengo auto eléctrico, pero es por circunstancias de la vida, nada más, es curioso. Todo el mundo me pregunta y cómo, tienes bombas de bencina y un auto eléctrico, pero es porque quería tener uno. Poseo bicicleta eléctrica hace mucho tiempo y quería tener un auto eléctrico. La única alternativa que había en ese momento, hace dos años, era este auto”, detalla.

Es así como compró el vehículo en Estados Unidos. “Le encargué a unas personas en ese país, que son chilenas, que lo cargaran en el barco. Luego lo descargaron en Chile, pagué mis derechos, y en el día saqué el auto. Llegó el 30 de diciembre y el 31 lo saqué”, destaca.

Sin embargo, luego las cosas no fueron tan simples. “Chile, por decirlo así, no está preparado para los autos eléctricos. Todos me decían, ¿eléctrico? ¿Dónde lo inscribo y cómo? Es decir, problemas… Me cobraron impuestos cuando no debía pagarlos, porque es un auto americano. Me cobraron impuesto verde, y no debería pagarlo. Hay una parte burocrática que no se ha arreglado en la electromovilidad”, menciona.

En ese contexto, destaca que la electromovilidad está avanzando en Chile, aunque considera que “faltan más incentivos, esa es la verdad de las cosas. No puede ser que un auto eléctrico que no contamina, no hace ninguna cosa, no tenga más incentivos”.

Rendimiento y operatividad

La infraestructura de carga disponible en Chile ha sido otro de los aspectos que ha complejizado el uso de este vehículo eléctrico.

“Tesla, como no está en Chile, no posee cargadores como los que tiene en Estados Unidos o Europa. Pero eso es un problema mío, porque es cosa de que adapte mi cargador a lo que hay en el mercado, porque yo debería haber pedido un auto en Estados Unidos con 220 voltios, pero aun así, los cargadores que hay en Chile no son los Tesla, porque son de otra tecnología”, explica.

Frente a esta situación, acostumbra a cargarlo en su hogar después de medianoche, por el valor de la electricidad. En ese mismo horario aprovecha de instalar los softwares que le envían desde Estados Unidos, cuando el auto está estacionado en su casa.

Respecto a la operatividad del vehículo, resalta que “me entrega 460 kilómetros de autonomía, a una velocidad de 100 – 110 kilómetros por hora; a 140 km/h te va a durar 300 km; y a 70 km/h te va a dar 460 km. A ello se suma el hecho que el vehículo se va recargando cuando se deja a acelerar”.

Y pese a que Tesla no está en Chile, la experiencia con la compañía ha sido positiva. En enero tuvo una pana, cuando lo enchufó a 220 voltios, en circunstancias que el vehículo es a 110 voltios. “Los gringos a través del software se dieron cuenta en Estados Unidos que me habían dado mal la información, por eso vinieron a Chile a cambiarme el repuesto, gratis, sin ningún costo”.

 Espacio de conversación

José Luis González sostuvo un encuentro con estudiantes de la sede San Joaquín de Duoc UC, instancia en la que relató lo que ha sido su experiencia con el vehículo, junto con las tareas pendientes que hay en Chile con miras a la masificación de la electromovilidad.

En el marco de la actividad, José Miguel O’Ryan, director de las carreras de Mecánica Automotriz y Autotrónica, resaltó el impacto que ha generado Tesla en el ámbito del transporte, implicando una transformación del mercado automotriz, y un impulso a la movilidad eléctrica.