Minería urbana y remanufactura, focos de nuevo centro que apoyará Corfo en el norte

Nueva institución, que tendrá un financiamiento de US$10 millones para una ejecución de diez años, tendrá como sede la Región de Tarapacá.


Compartir:

Hasta el 23 de septiembre próximo hay plazo para presentar propuestas a la convocatoria nacional del “Centro Tecnológico para la Economía Circular” para la Macrozona Norte del país, que desarrolla Corfo, para resolver brechas de infraestructura, equipamiento tecnológico y demanda por innovación; y para además, activar, diversificar y sofisticar la oferta actual de productos y servicios de alto valor y potencial de mercado interno y de exportación.

El centro, que contará con US$10 millones para una ejecución de diez años, y tendrá como sede la Región de Tarapacá, será financiado con los recursos que provienen en parte del cumplimiento de la cláusula de I+D del contrato entre la entidad de fomento y la empresa Albemarle.

[VEA TAMBIÉN: Sustentabilidad y tecnología, los ejes de la cumbre minera que realizará Corfo]

A través de esta nueva institución se busca apoyar al desarrollo y escalamiento comercial de empresas y potenciales nuevos emprendimiento, orientados a la economía circular, en específico, en áreas relacionadas a la energía solar, sales y baterías de litioalmacenamiento de energíaminería metálica y no metálica.

Nuevas oportunidades de negocios

Victoria Paz, directora de Estrategia y Sustentabilidad de Corfo, explica que la economía circular “nos obliga a dejar de ser un país tan intensivo en extracción”, agregando que “no sólo tenemos que ser muy buenos en extraer, sino en qué se hace con ello”, lo que implica un cambio en el modelo de negocio y el surgimiento de nuevas oportunidades.

En ese contexto, se detalló que algunos ejemplos de aplicación de economía circular plausibles para esta convocatoria son, entre otros, el uso y fabricación más inteligente (rediseño de procesos), con miras a la generación de menos desechos o que sean más fáciles de revalorizar, evitar subprocesos altamente contaminantes, o el desarrollo de nuevos modelos de negocios.

Otra línea de trabajo se relaciona con extender la vida útil de productos y sus partes: aplicaciones de segunda vida de baterías de litio, reutilización de infraestructura de la industria solar, remanufactura de neumáticos u otros componentes de equipos mineros.

A ello se suma la investigación en torno a nuevas aplicaciones de materiales descartados.