Inician consulta pública del anteproyecto de Ley Marco de Cambio Climático

La propuesta establece la obligación de Chile de ser carbono neutral al año 2050.


Compartir:

Con el objetivo de recoger las propuestas de la ciudadanía, el Ministerio del Medio Ambiente inició el proceso de consulta pública del anteproyecto de Ley Marco de Cambio Climático, documento que propone que Chile se convierta en el primer país en vías de desarrollo en ser carbono neutral a 2050.

El anteproyecto se encuentra disponible en el portal del Ministerio, para que la ciudadanía pueda entregar sus aportes, los que podrán hacerse hasta el 31 de julio vía web o en las oficinas de partes de la Secretaria Regional Ministerial del Medio Ambiente o del Ministerio de Medio Ambiente.

[VEA TAMBIÉN: Chile debiera tener una “meta climática más ambiciosa, orientada a renovables y electromovilidad” ante la COP25]

Este proceso de participación ciudadana prelegislativa será acompañado de talleres con la comunidad en todas las regiones del país. La primera reunión será realizada este jueves 20 de junio en Coyhaique. Revisa el calendario detallado en el siguiente link.

El anteproyecto

El anteproyecto, que fue elaborado luego de un proceso de participación temprana, establece las facultades y responsabilidades de los órganos del Estado para la acción climática.

En el documento destaca la obligación de Chile de alcanzar la carbono neutralidad a 2050, transformándose en el primer país en vías de desarrollo en fijarlo a través de una ley. “No existe ninguna medida institucional más importante que establecer en la ley la meta de carbono neutralidad a 2050, porque hace que todo el Estado tenga la obligación de movilizarse”, sostuvo la ministra Carolina Schmidt.

El anteproyecto establece, también, la obligación de desarrollar una estrategia climática de largo plazo que defina metas de reducción de emisiones por sector, las que permitirán cumplir con la meta nacional, e incluirá metas de adaptación al cambio climático.

Asimismo, define la obligación de elaborar los planes de mitigación y adaptación, a cargo de diferentes ministerios, que permitan cumplir con las metas sectoriales a ser declaradas en la estrategia de largo plazo.

Finalmente, fija la obligación de incluir el cambio climático en los instrumentos de ordenamiento y planificación territorial (política nacional de ordenamiento territorial), plan regional de ordenamiento territorial, estrategia de desarrollo regional y plan regulador comunal); a través de la evaluación ambiental estratégica.