Minería y electromovilidad, el vínculo para combatir el cambio climático

La industria extractiva proporciona minerales claves en el desarrollo de los vehículos eléctricos, una de las principales medidas para disminuir el consumo de diésel a nivel global.


Compartir:

Dialogar en torno los desafíos y tendencias globales que afronta el sector minero ante el cambio climático fue el objetivo del Seminario “Minería y Cambio Climático: ¿Hacia dónde vamos?”, que organizó Sonami, Consejo Minero y el Centro de Estudios del Cobre y la Minería como parte de las actividades de Cesco Week Santiago 2019.

En la instancia, el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas, detalló que la minería cuprífera emitió 5,9 millones de toneladas de CO2 en 2016, de las cuales un 78% provino de las operaciones a rajo abierto, por el uso de diésel.

La autoridad comentó que Chile posee un papel clave para afrontar el cambio climático, debido a que cuenta con los recursos necesarios para construir las tecnologías del futuro cero emisiones, destacando el aporte que en esa materia representan las energías renovables y la electromovilidad, desarrollos que a su vez implican una mayor demanda de cobre y litio.

En esa línea, destacó que por ejemplo Codelco implementó una flota de autos eléctricos en sus operaciones ubicadas en el norte de Chile. Además, de la importancia de que el mayor consumo de energía que conlleva la masificación de la electromovilidad provenga de fuentes renovables.

[VEA TAMBIÉN: Cobre y electrificación urbana: estas son las claves a nivel mundial]

Su visión fue compartida por Diego Hernández, presidente de Sonami, quien expresó que “una de las mayores contribuciones que podemos hacer es seguir produciendo cobre”, por su importancia en el desarrollo de la eficiencia energética, fuentes de energías más sustentables y la elaboración de los vehículos eléctricos, haciendo hincapié en el desafío de producir cobre verde y que se premie el uso de tecnologías de bajas emisiones.

En esa línea, Carolina Urmeneta, jefe de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, destacó el beneficio que implicaría la electromovilidad, tanto en el ámbito del transporte público como privado, señalando que un 88% del consumo de combustible del sector minero es diésel.

Este aspecto también fue abordado por Mauro Valdés, presidente de la Corporación Alta Ley, quien proyectó que el reemplazo del diésel en el área rajo implicaría el abatimiento de un 90% del CO2 equivalente que genera el sector minero.