La electromovilidad “se toma” conferencia internacional del cobre

“Veremos un cambio sin precedentes en cómo usamos las carreteras, en las cargas de los automóviles y en el desarrollo de la infraestructura”, reflexionó el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Iván Arriagada.


Compartir:

Durante esta semana se realiza en Santiago de Chile la “Conferencia Mundial del Cobre”, tradicional evento que se enmarca en el contexto de la Cesco Week y que reúne a los ejecutivos más relevantes de la minería internacional.

Exploraciones, nuevos proyectos, financiamiento o sustentabilidad son parte de los tópicos que se analizan como macrotendencias que impulsan a afectan al desarrollo minero.

Y fue en la apertura de esta conferencia que el ministro de Minería, Baldo Prokurica, aprovechó la ocasión para resalta que “hemos impulsado la electromovilidad en todos los foros, porque es nuestra forma de luchar contra el calentamiento global”.

En este sentido destacó el papel que puede jugar Chile como proveedor de insumos críticos para la movilidad eléctrica. “El uso del cobre en los autos eléctricos se incrementará cuatro veces. Y además somos productores de litio y cobalto, que son claves para las baterías”, enfatizó el secretario de Estado.

Ante la audiencia minera, Prokurica remarcó que un bus eléctrico actualmente puede requerir 369 kilos de cobre, y que un auto puede tener entre 40 y 50 kilos de carbonato de litio (LCE).

“Pensando en todo esto es que Corfo inició llamado para que haya empresas que desarrollen valor agregado en Chile. Y permitirá que importantes compañías ubiquen a Chile como destino de inversiones para desarrollar la electromovilidad”, afirmó.

Antofagasta Minerals y las oportunidades del futuro

A su vez el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals (del grupo Luksic), Iván Arriagada,  Minerals recordó la experiencia que ha tenido su compañía al ser auspiciador de la Fórmula E, en su opinión, una muestra de cómo “el mundo está cambiando rápidamente”.

“Debemos mirar las oportunidades del futuro. Hoy estamos ad portas de una nueva revolución, la electromovilidad. Veremos un cambio sin precedentes en cómo usamos las carreteras, en las cargas de los automóviles y en el desarrollo de la infraestructura”, aseveró.

El ejecutivo también se dio unos minutos para reflexionar sobre los grandes cambios que deben realizar las propias empresas: “Debemos prepararnos para la economía en bajas emisiones. Debemos incrementar la eficiencia energética en nuestros procesos productivos y buscar fuentes menos contaminantes. En este contexto nos hemos comprometido en reducir nuestras emisiones en 300.000 ton para 2022”, comentó.

Ivanhoe y la visión internacional

El CEO de Ivanhoe, Robert Friedland (quien se hiciera célebre por impulsar el megaproyecto de cobre Oyu Tolgoi en Mongolia) comentó que “el auto se hizo algo viral y su presencia continúa creciendo. En 10 años estimamos que se sumaran 1.7 billones  de vehículos motorizados. Pero hoy los magazines de economía hablan de la vía de muerte del vehículo a combustión”.

En ese contexto, ejecutivo norteamericano analizó que “un Ford Mustang con motor V6 (a combustión) tiene 20 kg de cobre. Un híbrido pequeño como el Honda híbrido o el primer Toyota Prius usan 40 kg de cobre. Un eléctrico pequeño como el Tesla Model, 3 utiliza 100 kg de este mineral. Los futuros grandes vehículos autónomos que parecen sacados de una película, usarán entre 150 kg  y 200 kg de cobre.  En la medida que nos movamos hacia la electricidad, usaremos aproximadamente cuatro veces más cobre que en un vehículo a combustión.

Y concluyó: “Los chilenos están empezando a velar por sus intereses en su ruta de electrificación. Deberían eliminar el uso de combustibles y de carbón en función que la gente consuma más cobre”.