Renault prueba en Europa 15 Zoe eléctricos que devolverán energía a la red

Tecnología permite que la energía de las baterías de los vehículos pueda devolverse a la red si el sistema o los usuarios lo demandan.


Compartir:

Renault puso en marcha en Europa el proyecto piloto ‘vehicle-to-grid‘ (del vehículo a la red), a través del cual introducirá en siete países una flota de 15 unidades de su modelo ZOE con la que desarrollará ofertas futuras de carga reversible.

El programa se inició en Utrecht (Holanda) en un ecosistema desarrollado por We Drive Solar y en Porto Santo (Portugal) junto con el proveedor de energía Electricidad da Madeira. Le seguirán países como Francia, Alemania, Suiza y Dinamarca.

Alcances de la tecnología

La carga ‘vehicle-to-grid’ descarga las baterías de los vehículos eléctricos, dependiendo de las necesidades de los usuarios y el suministro de electricidad disponible de la red.

La carga alcanza su máximo nivel cuando el suministro de electricidad supera la demanda, mientras que los vehículos también inyectan electricidad en la red durante el alto consumo.

De este modo, los automóviles pueden servir como unidades de almacenamiento temporal de energía.

Ecosistemas eléctricos inteligentes

Renault pondrá a prueba la carga reversible en varios proyectos (ecosistemas eléctricos o servicios de movilidad) en siete países europeos, y junto con distintos socios estratégicos.

“Con esta iniciativa, el grupo Renault cumple plenamente su papel de líder en movilidad eléctrica y como actor en la transición energética. La carga del vehículo a la red es un pilar clave de los ecosistemas eléctricos inteligentes que Renault ha establecido”, señaló el director de Vehículos Eléctricos del consorcio automovilístico francés, Gilles Normand.