Electrificación de equipos mineros: la tendencia que crece

La reducción de la huella ambiental y de los requerimientos de ventilación al interior de las minas, son parte de los beneficios que trae esta tecnología.


Compartir:

El auge que está teniendo la electromovilidad a nivel global no solo representa un estímulo relevante para el sector minero, debido a los volúmenes de cobre y litio que los vehículos eléctricos requieren. También es una oportunidad de cimentar una minería más sustentable, debido al positivo impacto, tanto en el plano ambiental como en productividad, que conlleva contar con tecnologías que no dependen de combustibles fósiles.

A esa tendencia responden los planes de compañías mineras como Codelco, que han ido incorporando camionetas y buses eléctricos para el transporte de sus trabajadores; mientras que por el lado de las empresas proveedoras, están incursionando en el desarrollo de equipos que operan con baterías eléctricas.

Es el caso de Caterpillar y el LHD R1300G, unidad de prueba que culminó su proceso de validación a principios de 2017. Este equipo, que funciona con una batería eléctrica como fuente de energía, fue probado en una mina canadiense a fines del año pasado.

“Nuestros clientes están planeando minas más profundas, con temperaturas ambientales muy altas, en las que los costos de ventilación son fundamentales para que la mina sea viable”, comentó Jay Armburger, product manager responsable de tecnología subterránea de la compañía, quien puntualizó que “un medio para reducir la demanda de ventilación es a través de la electrificación de los equipos de minería”.

Susan Gaugush, commercial manager de Caterpillar Underground, indicó que está previsto que la comercialización del LHD a batería comience en 2020. “El desarrollo de nuestra oferta en esta área responde a tres tendencias: condiciones más complejas de operación, exigencias medioambientales e innovación tecnológica”, sostuvo la ejecutiva, en el marco de un encuentro con diversos medios de comunicación, en el que estuvo presente ElectroMov.

Caterpillar tiene a su favor el hecho de contar con más de 250 patentes en el campo del almacenamiento de energía y de la conducción eléctrica.

Alianza virtuosa

En línea con su estrategia de integrar herramientas de automatización y electromovilidad en su oferta de equipos y servicios, Caterpillar Ventures –brazo de inversiones de la compañía estadounidense con foco en innovación– realizó una inversión estratégica en la empresa Fisker Inc., la cual declaró que trabajará junto a Caterpillar en iniciativas que fortalezcan la calidad y productividad de vehículos eléctricos en operaciones mineras, así como sus componentes básicos donde sobresalen las baterías de litio.

En la oportunidad, se señaló que el objetivo de Caterpillar Ventures es canalizar la inversión del grupo norteamericano para incrementar su competitividad en soluciones propias del modelo de minería inteligente,  que comprenden: robótica, automatización, electromovilidad, eficiencia energética y digitalización, entre otras.

Otros eléctricos

Otra empresa proveedora que muestra avances en el ámbito de la electromovilidad es Epiroc, la cual proyecta una completa transformación en su flota de equipos para minería en los próximos cinco años, con la incorporación –en toda su gama– de unidades operando con baterías eléctricas.

Durante una visita realizada a Chile, el presidente y CEO mundial de la compañía, Per Lindberg, y la senior executive vice president Mining and Infrastructure, Helena Hedblom, manifestaron que la electromovilidad, junto con la automatización y la digitalización, constituyen los principales drivers del fabricante en materia de nuevas soluciones.

Ambos destacaron que la electrificación de las máquinas, especialmente las que operan en minería subterránea, ofrece importantes beneficios para sus clientes, tanto por ahorros en ventilación al interior de la minas, como por favorecer mejores condiciones de calidad y seguridad del ambiente de trabajo.

Proyecto piloto

Con una activa participación en el ámbito de la electrificación, la empresa de automatización ABB fue una de las firmas que se sumó al acuerdo nacional de electromovilidad que se suscribió en Chile.

En una visita al país, Wim Elshout, regional sales manager Electric Vehicle Charging de ABB Group, sostuvo un encuentro con clientes, a quienes indicó que la empresa “ofrece una solución total, desde cajas de pared de CA de alta calidad y compactas, estaciones de carga de CC rápidas y confiables con conectividad robusta, hasta sistemas innovadores de carga de buses eléctricos bajo demanda”.

A nivel de investigación y desarrollo, Elshout resaltó que ABB integra mesas de trabajo con grandes fabricantes europeos de buses, camiones y equipos de minería subterránea, para la discusión y desarrollo de futuros nuevos productos.

Vinculado a esos esfuerzos, destacó la intervención de Jesús Pérez, de la unidad de Minería en ABB Chile, quien entregó información acerca del primer camión eléctrico, denominado “Trolley”, que forma parte de un proyecto piloto para la electrificación de los sistemas de transporte en la mina de cobre Aitik, de Boliden, en Suecia.

El 18 de septiembre de 2018 se puso en marcha este equipo, en el marco de una iniciativa que apunta a poder mover la mayoría de los cerca de 70 millones de toneladas de roca transportadas a cielo abierto cada año, sin el uso de combustibles fósiles.

La ruta es de 700 metros y se espera que la tecnología ahorre en torno 830 m3 de diésel por año. Se estima que puede llegar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en un 80% en aquellas rutas donde es factible implementar el sistema, mejorando además la calidad del aire en beneficio de las personas.