Las cuatro tendencias para la venta de vehículos eléctricos en Estados Unidos para 2019

La revista Forbes indicó las cuatro tendencias que marcarán las ventas de vehículos eléctricos para este año en Estados Unidos.

Jornadas Tecnicas ABB

Compartir:

Las políticas de fomento a la electromovilidad en Estados Unidos permitieron superar la venta de 1.000.000 de vehículos eléctricos en 2018. A partir de ese dato Amanda Myers, experta de  (Inovación Energética: Política y Tecnología) analiza la actualidad estadounidense en una columna para la revista Forbes. La especialista indicó  las cuatro tendencias más relevantes que condicionarán el aumento o disminución de vehículos eléctricos para este año en ese país.

California liderará las políticas de vehículos eléctricos en 2019

El estado del suroeste que hoy cuenta con la mitad de las ventas de autos eléctricos en Estados Unidos, profundizará su estrategia de fomento a la electromovilidad.

En 2018 el gobernador Jerry Brown firmó la Orden Ejecutiva B-48-18 para fomentar los objetivos de electromovilidad con 5.000.000 de vehículos eléctricos en las calles para 2030 y 250.000 puntos de recarga para el año 2025.

Vea también: [En California ya se han vendido más de 500.000 vehículos eléctricos]

Los autos serán más grandes y mejores

Para este año, los fabricantes de autos anuncian que ofertarán una mayor gama de vehículos eléctricos. Hoy la mayoría de las opciones para el consumidor son sedanes.

Por otra parte, en 2019 por primera vez todos los vehículos a la venta tendrán un rango de batería superior a 200 millas, equivalente a 322 kilómetros.  Junto con eso, los precios de los vehículos disminuirán. Si bien, la caída del costo de compra no será abrupta, continuará a un paso continuo. Los precios de la batería de ion-litio caerán 45% para 2021 lo que resulta considerable para el costo final del vehículo ya que sólo el valor de la batería constituye un 50% del automóvil.

Las utilidades aumentarán para los proveedores de electricidad

Dada la infraestructura requerida para operar vehículos eléctricos, las empresas que distribuyan la energía de recarga para los automóviles obtendrán más ganancias. Acorde a Energy Innovation, la electromovilidad representará entre el 13% y 15% del total de demanda eléctrica en Estados Unidos. Para este año, los proveedores se serán mayoritariamente municipalidades y cooperativas eléctricas, según el portal Smart Electric Power Alliance.

La ausencia de crédito fiscal da posibilidad a otros incentivos

Aunque el presidente Donald Trump propuso eliminar el crédito fiscal para todos los fabricantes de vrehículos eléctricos, algunos estados están diseñando sus propias iniciativas. Oregon creó una política de reembolso para el vehículo eléctrico en 2018 y California podría reformar su programa de bajas emisiones de carbono para este año. Se espera que otros estados o marcas de vehículos generen programas propios.