Conozca al primer Tesla en Chile

Juan Oehninger es el primer chileno con un Tesla. En conversación con ElectroMov, nos cuenta las ventajas y las diferencias que ofrece con un vehículo tradicional.


Compartir:

El primer Tesla en Chile es un Model S, con una batería de 85 Kw, Juan Oehninger recorrió desde Seattle hasta Los Ángeles en 2013 antes de llegar a Chile, donde ahora es parte de la flota de su servicio de limusinas.

Oehninger, dueño de la firma de servicios Lujo Leasing, trajo el vehículo a Chile por que “el producto era impresionante. Cuando lo vi en Seattle, las acciones estaban bastante bajas y esto se veía como algo revolucionario en su momento, cuando salió en 2011 este modelo S, después del Roadster”.

En su visión, las principales virtudes del auto se relacionan en primer lugar con el espacio. “En el auto eléctrico tú no tienes un compartimiento para un motor a combustión, tienes un maletero adelante, el hecho de que alguien pueda producir un sedán con siete asientos con cinturón de seguridad en ese tamaño es fantástico”.

Destaca también las prestaciones: “Su aceleración, su autonomía, porque la primera pregunta de alguien es cuál es la autonomía del vehículo, y la autonomía depende de qué habito tiene el conductor. El auto genera electricidad cuando uno sabe emplear sus habilidades de conducir”.

La experiencia de manejar un Tesla

“Qué lata tener que estar yendo a una bomba de bencina y gastar 30.000 pesos todo el rato”, dice Juan Oehninger. “Lo mejor de todo es que tú en el fondo estás haciendo algo por el medio ambiente al no usar líquido de aceite, con el eléctrico nunca tienes que cambiar aceite –añade-. El auto tiene las pastillas originales desde 2014 porque el auto no usa freno. Y como el auto genera electricidad, tú comienzas un hábito de manejo para ahorrar energía, lo que significa que dejas de usar el freno, interactúas con el auto de forma que cada vez que vas a frenar pueda generar electricidad”.

En la comercialización de autos eléctricos, una de las preguntas que más se repite es la autonomía que pueden ofrecer. Respecto al Tesla, Oehninger explica: “Tú puedes llegar a 420 kilómetros, pero en un auto eléctrico la autonomía jamás será los 420 kilómetros, porque tú no lo manejas hasta que te quedan cinco km, es muy peligroso. Por ejemplo, tú podrías tener una pendiente en subida y te va a consumir toda la energía para llegar a donde crees que tienes tu cargador. Pero este auto es tan inteligente que te avisa donde está el próximo cargador”.

¿Y la carga eléctrica?

En territorios donde está instalada oficialmente (en Chile no tiene representación en la actualidad), Tesla cuenta con una red de cargadores “Superchargers”, que permite recargar sus vehículos al 80% en 30 minutos. Por otro lado, una ventaja que ofrecen los autos eléctricos es prescindir de las electrolineras y realizar las recargas en el hogar.

La cultura de manejar un auto eléctrico y uno tradicional es distinta, Juan Oehninger comenta en la sede de Lujo Leasing, en El Monte (Región Metropolitana): “Tengo mi cargador acá y otro en El Golf, que lo enchufo y se programa. La actual cultura es que tú tienes el auto y lo cargas cuando llegas a tu domicilio, porque vas a cargar de nuevo si tú sabes que vas a llegar a tu base, casa o departamento para tener una autonomía sobre 320 km”.

Añade: “Uno necesita cargador solo cuando recorre distancias superiores a 100 o 200 km de donde está tu base, porque sabes que vas a querer volver. Pero en este auto nosotros hacemos recepción de gente que viene de cruceros, que viajan con cinco maletas, y en esos casos podemos ir a San Antonio o Valparaíso, y volver a Santiago con una sola carga”.

Respecto de la instalación del sistema de carga, explica que “no es fácil conectarte a un medidor convencional, es factible, pero económicamente no es barato. Enel cobra aproximadamente dos millones de pesos, en el medidor, el cableado, etc. Y tienes que tener un medidor en el estacionamiento del edificio, sino van a creer que estas robando electricidad del espacio común, es muy importante hacer ese paso. En cambio, en Estados Unidos lo hacen muy rápido, en cuatro minutos… es como conectar una secadora”.

Según el dueño de Lujo Leasing, el Model S le trae ventajas a su flota de vehículos de lujo: “A muchos clientes les gusta ser verde, saber que están contratando algo que es de energía limpia. Saben que van a poder conectar su dispositivo en el auto, que van a poder escuchar música, comprenden perfectamente las capacidades del vehículo”, concluye.