Abren primer punto de carga para autos eléctricos en Antofagasta

La medida está en el plan de electromovilidad que impulsa la Compañía General de Electricidad Distribución y que busca que más personas cambien su auto tradicional por uno eléctrico.


Compartir:

La Compañía General de Electricidad Distribución (CGE) inauguró el primer punto de carga para vehículos eléctricos en la Región de Antofagasta. Asistió la ministra de Transportes, Gloria Hutt, y ejecutivos de la empresa eléctrica. Esto se enmarca en plan de electromovilidad que desarrollan con la compañía, según informó La Tercera-Pulso.

Desde la CGE calificaron la electromovilidad como un tema que va tomando fuerza en nuestro país y es por esto que presentan este proyecto que contemplaría la habilitación de electrolineras para suministrar a los autos eléctricos.

Hasta ahora los puntos de abastecimiento de la compañía se encuentran disponibles en Coquimbo, Concepción, Rancagua y desde hoy en Antofagasta.

En esta primera etapa, y como medida de incentivo, la empresa entregará de forma gratuita el servicio para abastecer a los cerca de 200 vehículos eléctricos que circulan en nuestro país.

El gerente regional norte de CGE, Tomás Morales, espera “ir extendiendo la cobertura progresivamente, ampliando así el abanico de servicios que entregamos a nuestros clientes, ofreciendo una tecnología limpia, más económica y que estará cada vez más presente en el país. Estamos muy comprometidos con el desarrollo de la electromovilidad en Chile”.

Junto con la red de puntos de carga, el plan de electromovilidad de CGE incluiría realizar un cambio progresivo de los vehículos que utiliza para sus operaciones, incorporando cinco autos eléctricos en su flota operativa.

¿Cómo funcionan los puntos de Carga?

Los puntos de carga de electricidad funcionan de la misma forma que se haría con la carga de gasolina en un automóvil, pero con la particularidad que se carga energía directamente hacia las baterías”, explicaron desde CGE.

Las cargas de los vehículo eléctrico se puede realizar de tres formas: carga lenta, que se puede realizar desde la casa, que duraría entre ocho y 12 horas; carga intermedia con duración entre dos y cinco horas; y carga rápida publica, por medio de la electrolinera, que dura entre 15 y 30 minutos.